5 TIPS PARA SABER SI TU LOGOTIPO DEBE RENOVARSE
547
post-template-default,single,single-post,postid-547,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

5 TIPS PARA SABER SI TU LOGOTIPO DEBE RENOVARSE

1. Mi logotipo no se ajusta a las tendencias

No significa que nuestro logotipo debe cambiar cada año con las tendencias del momento, pero sí que hay que revisarlo. Si el color del año es el Verde  y mi logo es el Amarillo, desde luego que eso no es razón para cambiarlo. Sin embargo, si mi logotipo aun no es flat design… puede ser un buen momento.

No nos tenemos que dejar llevar por las tendencias, pero si analizar con objetividad nuestro logotipo y aplicarle los cambios estéticos pertinentes.

marca-actualizada-rediseno-logotipo

2. Mi logotipo no se adapta a los nuevos formatos de visualización

Ya es sabido que el acceso y navegación por Internet es mas común a través de dispositivos móviles (celulares y tablets) que por computadores de escritorio. Por lo tanto, si nuestra web tiene que ser responsive, el diseño de nuestro logo no se puede quedar en el pasado y debe adaptarse a los nuevos formatos de visualización. 

No significa con esto que mi logotipo tenga que rediseñarse si o si, porque cuando se diseñó no existían los móviles, pero sí que hay que revisar si se visualiza correctamente en todos los dispositivos. Es muy importante saber las dimensiones en las que se va a visualizar y adaptarlo a las mismas. Lo que se busca es tener una versión del mismo que se visualice a la perfección en celulares y tablets.

logotipo-pinterest-responsive

 

3. El diseño actual no se identifica con la marca actual.

Con el tiempo los negocios evolucionan. No es poco común que los emprendedores inicien con un producto o servicio, y después crezcan y se diversifiquen en algo distinto. Si tu logo no refleja lo que ofreces actualmente, es tiempo de un rebranding.

Quizá una marca nace con una esencia, y aunque se mantengan los rasgos principales (al igual que ocurre en las personas), puede haber factores que cambien. Si estos factores venían representados en el logotipo no olvides revisarlo.

4. Cambio de nombre

Hay veces que por lo que sea se cambia el nombre de la marca, pero como queremos que se siga reconociendo con lo anterior, dejamos el logotipo y lo adaptamos al nuevo nombre. A veces puede funcionar, pero siempre hay que revisarlo para decidir con toda seguridad si puede mantenerse o no.

Normalmente lo que puede ayudarnos a tomar esa decisión es el motivo por el que cambia el nombre. Si vamos a cambiar la dedicación de la marca no tiene sentido que el nombre se mantenga, por ejemplo. Si por el contrario las funciones se van a mantener, quizá no haya que rediseñarlo. Aunque de todos modos, los colores y formas que se decidieron objetivamente para una cosa, quizá no sirvan para la nueva.

marca-cambia-nombre-logotipo

5. Tu logotipo es muy complejo

La creciente tendencia en los logos se ha tornado hacia la simplificación del diseño. Los degradados y las sombras solían ser populares en los logotipos, pero estas técnicas comienzan a verse obsoletas. Lo mejor es elegir un diseño simple que use hasta tres colores. La tendencia radica en un look minimalista que sea directo en lo que trata de comunicar al cliente. Un indicador de que tu logo es simple y efectivo es si al usarse de manera transparente en un fondo es reconocible.